El Estado dominicano ha expandido su presencia internacional en los últimos años mediante la apertura de oficinas fuera del servicio diplomático tradicional. Este fenómeno, justificado bajo la premisa de brindar atención a la diáspora, ha resultado en una duplicación de funciones ya desempeñadas por embajadas y consulados.

Desde la llegada al poder del presidente Luis Abinader y en administraciones anteriores, diversas entidades públicas han inaugurado oficinas en el extranjero con el objetivo de estar «más cerca de la diáspora».

Sin embargo, muchos cuestionan la necesidad de estos servicios, dado que la comunidad dominicana en el extranjero, que supera los 2.8 millones de personas, puede no requerir los servicios específicos ofrecidos por estas nuevas oficinas, alejándose de lo estipulado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961.

Convención de viena y las funciones ipdlomáticas

La Convención de Viena establece que, salvo excepciones como las oficinas consulares, «el Estado acreditante no podrá, sin el consentimiento previo y expreso del Estado receptor, establecer oficinas que formen parte de la misión en localidades distintas de aquella en que radique la propia misión». En esencia, todas las oficinas de un Estado en el extranjero deben operar como dependencias directas de la embajada correspondiente.

Según este tratado, las funciones principales de una misión diplomática incluyen representar «al Estado acreditante ante el Estado receptor; proteger en el Estado receptor los intereses del Estado acreditante y los de sus nacionales, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional».

Oficinas estatales en el extranjero

En los últimos años, el gobierno dominicano ha extendido los servicios del Seguro Nacional de Salud (Senasa) a varias localidades fuera del país, y ha inaugurado oficinas para promover la cultura dominicana, además de otras agencias como el Intrant, Proconsumidor, Supérate, la Junta Central Electoral (JCE) e Interior y Policía. Estas expansiones han llevado a un incremento significativo en la nómina estatal, alcanzando un gasto mensual de más de 60 millones de pesos.

Las dificultades no se han hecho esperar. Estas oficinas confrontan problemas para abrir cuentas bancarias y su personal, al no ser diplomático, debe regirse por las leyes locales del país anfitrión. Incluso, se han reportado casos de empleados que viajan a Estados Unidos con visas de turismo para «trabajar» en estas dependencias.

Análisis financiero y operativo

El presupuesto destinado a estas oficinas es considerable. El gasto mensual en salarios asciende a 67,196,825.80 pesos, según las nóminas publicadas en el portal de transparencia de seis de las nueve agencias gubernamentales que operan en el exterior. Intrant, Supérate, Interior y Policía, y Proconsumidor no especifican la cantidad de empleados ni sus salarios en el extranjero.

El presupuesto anual para las oficinas estatales dominicanas en el extranjero que no forman parte del servicio diplomático asciende a unos 806.3 millones de pesos. Residentes dominicanos en Nueva York consultados por Diario Libre admitieron desconocer la existencia de estas oficinas fuera de República Dominicana.

Desde los consulados, la República Dominicana emite pasaportes, a diferencia de países como México, que centralizan tales servicios en su territorio. Otros países como Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia y Canadá también procesan sus pasaportes en sus territorios de origen, evitando la emisión de actas de nacimiento, documentos de identificación o licencias para conducir en el extranjero, servicios que sí ofrecen la JCE y el Intrant.

Opinión de la diáspora

Algunos miembros de la diáspora dominicana han expresado sus puntos de vista sobre la utilidad de estas oficinas. Laura González, residente en Nueva York, comentó: «A Supérate le vería algún sentido si tienen planes para acá, y yo lo utilizaría, dado que la comida aquí es cara, pero se supone que eso es para la gente que vive en RD».

Lady Reynoso, por su parte, consideró válidas las oficinas de la JCE y el Intrant, ya que le permitirían ahorrar tiempo durante sus vacaciones en el país renovando una licencia o solicitando un acta de nacimiento. Sin embargo, señaló que las demás agencias no son relevantes: «En general creo que no son necesarias, a menos que vayan a realizar programas de ayuda, ofrecer servicios y demás para los residentes fuera de República Dominicana, pero la mayoría de los servicios que ofrecen esas oficinas solo pueden ser utilizados allá».

El Rol de los ministerios de Cultura y Turismo

El Ministerio de Cultura ha establecido la Dirección de Cultura Dominicana en el Exterior (DCDEX) con seis oficinas en Estados Unidos y planes para abrir más en Puerto Rico y Connecticut. Esta dirección fue creada para promocionar las expresiones culturales dominicanas en el extranjero, con 34 empleados y un gasto mensual en sueldos de 4,109,350 pesos.

Por otro lado, el Ministerio de Turismo ha operado oficinas en el extranjero por más de cinco décadas, promoviendo el turismo hacia República Dominicana.

El Ministerio de Turismo cuenta con 21 oficinas en ocho países de América y ocho de Europa, con un gasto mensual en nómina de 13,323,965.30 pesos. Durante la administración de David Collado, el sector ha alcanzado cifras récords post-pandemia, destinando 7,960,297.20 pesos mensuales a 35 empleados en América y 5,363,668.10 pesos a 19 empleados en Europa.

El Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior (Index)

El Index, creado bajo la Ley Orgánica del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Servicio Exterior No. 630-16, tiene como objetivo «promover y ejecutar estrategias, programas y propuestas dirigidas a la comunidad dominicana residente en el extranjero, con el propósito de fortalecer sus vínculos socioeconómicos y culturales con el país y sus comunidades de origen». Cuenta con once oficinas en varios países de América y Europa, empleando a 110 personas con un gasto mensual en nómina de 10,499,050 pesos.

Seguro Nacional de Salud (Senasa)

El Senasa ofrece el plan Larimar para la diáspora dominicana que retorna de manera permanente o desea obtener cobertura médica para su familia en el país. La aseguradora cuenta con 21 empleados fijos en siete oficinas en el extranjero (Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey, Florida, Boston, Lawrence y Puerto Rico), con un gasto mensual en sueldos de 5,538,320.00 pesos.

Junta Central Electoral (JCE)

La JCE, que recientemente celebró comicios presidenciales y congresuales con una alta abstención en el exterior, tiene 35 oficinas en el extranjero, ofreciendo servicios de registro civil, cedulación y empadronamiento. Con 199 empleados fijos en el extranjero, la JCE gasta 33,726,140.50 pesos mensuales en salarios. Estas oficinas complementan los 27 consulados donde también se realizan servicios consulares.

Licencias de conducir y legislación internacional

El uso de licencias de conducir emitidas por el Intrant en el extranjero ha generado controversia. En Estados Unidos, la mayoría de los estados permiten conducir con una licencia extranjera válida durante un máximo de tres meses. En la Unión Europea, los visitantes pueden conducir con una licencia extranjera válida durante seis meses, recomendándose tener un Permiso de Conducir Internacional (IDP).

Comparte esto!